Seleccionar página

Surca el viento por la arboleda de la flora verata, la que albergó la última etapa de la vida mortal del Emperador Carlos V, nacido en Gante ( actual Bélgica ) el 24 de febrero de 1500, precursor de la Europa unida y una de las personalidades míticas de la historia del siglo XVI que elige Extremadura para su retiro.

El 25 de octubre de 1555, desde el Palacio de Bravante de Bruselas, Carlos V renuncia al poder reconociendo su mal estado de salud y su incapacidad para gobernar.

Pero, ¿ por qué decide venir a España para sepultarse en vida en un lugar campestre alejado de la Corte y de difícil acceso, con unos monjes jerónimos como únicos testigos de su trayecto final, y no cualquier Palacio de la Corte, más confortable y accesible ?, … razones hay, su  sobrino Filiberto de Saboya, fue el encargado de explicar los motivos, entre ellos resalta la enfermedad que sufría desde los 28 años, la gota y el clima de España, más apacible y saludable que el de Bruselas. Por otra parte Carlos V quería retirarse junto a un monasterio jerónimo, orden religiosa en la que confiaba plenamente, y en Yuste  – un monasterio de la Comarca Verata Extremeña -, parece ser por influencia de un noble placentino Luis  Ávila y Zuñiga, conocedor de La Vera e íntimo amigo del Emperador a quien denominó … “Testigo de mis pensamientos”.

El 28 de septiembre de 1556 Carlos V desembarca en Laredo ( Santander ) y tras un  largo viaje de tres meses  – no exento de penurias – llega a Extremadura. El castillo –  palacio de los Condes de Oropesa en la localidad de Jarandilla de la Vera, hoy día Parador Nacional … le acoge mientras finalizan las obras del Palacio que se estaba construyendo junto al Monasterio de San Jerónimo de Yuste.

Continuará …