Seleccionar página

Entre el bullicio de las grandes urbes y el manto de paz que cubre esta comarca dista sólo el deseo de evadirse de este  mundo loco.

HACÍA ROBLEDILLO DE GATA.

La segunda opción para recorrer la Sierra de Gata parte, al igual que la primera, desde Moraleja. Pero, en esta ocasión, se debe  circular por la carretera EX-109 hasta Hoyos.

La localidad de Hoyos fue residencia veraniega de los prelados de Coria. Aquí, mataron, en 1809, al obispo Álvarez de Castro, que publicó dos pastorales pidiendo la unión de todos los españoles ante el invasor francés. Es en esta localidad donde me regocijo descubriendo en sus calles lo vivido intensamente en la historia, con sus casonas señoriales, sus portadas, sus escudos y sus ventanas de estilo gótico-renacentista. Destacando la iglesia de Ntra. Sra. del Buen Varón que conserva una portada del siglo XIII. Junto al templo, se levanta una esbelta torre que añora su perdido revestimiento de azulejos talaveranos y que cuenta una escalera de caracol con 102 peldaños.

El pueblo ofrece uno de los mejores establecimientos que se pueden disfrutar en la Sierra de Gata. Bautizado como Il Cigno, nos presenta  una excelente carta de elaborados platos donde se dejan notar la influencia de las nuevas tendencias culinarias. Todo ello, sin abandonar la tradición serrana, pues nada mejor  que atreverse con una carrillera de retinto ornada con el sabor de una salsa de vainilla.

Con renovadas fuerzas, se debe seguir camino hasta Acebo, famosa por sus encajes de bolillos y rodeada de naranjos, con estrechas calles. Entre ellas, destaca la monumental iglesia de Ntra. Sra. de los Ángeles de influencia gótico-mudejar e, incluso, con algunos detalles renacentistas.

A continuación me dirijo a Villasbuenas de Gata; el pueblo está salpicado por numerosas casonas señoriales de estilo palaciego ornadas con viejos blasones. Aparte de la Plaza Mayor, presidida por la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Consolación, hay que visitar la Casa de la Mujer Panzuda, situada tras el ábside del templo. Ésta vivienda muestra una magnifica fachada de estilo gótico y ventanas ornadas con abundantes relieves, entre los cuales se puede apreciar la presencia de una zorra, un gallo, un hombre desnudo y una mujer de abultado vientre. El significado del símbolo aún no ha sido explicado y si para unos representa un antiguo prostíbulo, para otros alude a la fertilidad y la vida y … para terceros no es más que  la antigua residencia parroquial.

La carretera abandona Villasbuenas de Gata hasta alcanzar  el desvío que se acerca a Santibáñez el Alto. Sin duda, es uno de los pueblos más hermosos de la comarca, donde los niños de sonrisa fácil y sincera corretean por sus calles empinadas retorcidas. Sus casas se apiñan en el interior y al pie del viejo castillo de época musulmana … del que todavía conserva tres puertas, cinco torres y sus murallas. Junto a él, se alza la iglesia de San Pedro.

Desde esta atalaya natural, el paisaje que se divisa es sobrecogedor, ofreciendo esplendidas panorámicas sobre el embalse de Borbollón y casi todas las poblaciones de la sierra.

Desandando lo andado, llegamos a Torre de Don Miguel, ubicado en un estrecho valle. En su Plaza Mayor, al lado del olmo centenario, se levanta majestuosa la iglesia de la Asunción del siglo XVI, cuyas gárgolas, en el exterior, y bóvedas de crucería, en el interior, me cautivan. Al callejear, descubro el autentico elemento identificador de este lugar, pues son numerosos los pasadizos volados sobre las estrechas calles.

Hacía el oeste y en donde haremos un alto antes de finalizar, se encuentra la población de Gata, honrada en tiempos del emperador Carlos I y asediada durante los belicosos años de la Guerra de la Independencia. En Gata, llamada por los romanos Catobriga y Albaranes por los moros, destaca la iglesia gótico-renacentista dedicada a San Pedro y la célebre Fuente del Chorro, presidida por el escudo de los Austrias. A unos 900 metros, el castillo de la Almenara, con magníficas vistas, se alza como fiel guardián  de la localidad.

Continuará …